Redes sociales , inevitables en la estrategia online del futuro

redes sociales inevitables en una buena estrategia de marketing

Es una de las cosas que todo el mundo da por hecho viendo lo que muestran los análisis y los estudios de mercado, pero que los analistas de mercado suelen confirmar con estudios sobre las tendencias de futuro de la industria de la publicidad. Uno de los últimos informes sobre el futuro del social media marketing es de BI Intelligence, el brazo analista del bastante popular Business Insider. El estudio concluye que las redes sociales serán de forma definitiva e incuestionable una de las principales plataformas para servir anuncios online en el futuro inmediato.

Las razones principales para esta situación son tres y van mucho más allá de su obvio potencial gracias al elevado número de internautas que ya están empleando las redes sociales. El hecho de que, por ejemplo, si los usuarios de Facebook fuesen ciudadanos de un país la red social sería uno de los 10 países más poblados del mundo suele ser un factor de peso en las quinielas.

Por una parte, el social media se ha dotado de cada vez más precisas herramientas de análisis, lo que permite saber de forma muy concisa que es lo que está sucediendo con los mensajes. Por otro lado, las herramientas que permiten programar anuncios o segmentarlos se han ido refinando y haciendo más eficaces, lo que también juega a favor de estos soportes como puntal publicitario del futuro inmediato. Y, por último, lo pegajosas que son las aplicaciones sociales (es decir, son herramientas que consiguen enamorar a los consumidores rápidamente y convertirse en virales) acaba por confirmar su potencial.

Inversión creciente

Según las previsiones de BI Intelligence, solo en Estados Unidos la inversión publicitaria en social media crecerá un 40% este año y cerrará con un total de 8.500 millones de dólares. La cifra no parará de subir en el futuro. En 2018, los anuncios en social media se llevarán 14.000 millones de dólares.

Las redes sociales están además especialmente bien posicionadas para jugar su papel en el reparto de la inversión en un punto en auge. Los anunciantes están cada vez más interesados en los soportes móviles, porque los consumidores están cada vez más volcados en estos dispositivos como punto de acceso a la red. Las estadísticas no paran de demostrarlo. El consumo de vídeos desde dispositivos móviles ha crecido un 400% en solo dos años, los dispositivos móviles son cada vez más importantes para el comercio electrónico o ya hay mercados, como el británico, en el que los consumidores leen cada vez más noticias desde el móvil que desde escritorio.

Y en este nuevo terreno las redes sociales pueden jugar con cartas ganadoras. Las estimaciones de BI Intelligence es que en 2018 dos terceras partes de todo el gasto publicitario en social media se lleve ya al móvil, lo que supondría la creación de un mercado de anuncios móviles y sociales de 9.100 millones de dólares. Las cifras son solo del mercado de Estados Unidos, por lo que la estimación global sería mucho más elevada.

Más caro, más jugadores

El mercado está, por tanto, en auge y el futuro parece bastante brillante para las redes sociales. A medida que el tiempo avance y su importancia dentro del mercado de la publicidad online crezca, la publicidad en social media será, además, más cara. Las previsiones no son que las redes sociales aumenten el número de anuncios que ya están sirviendo, aunque sí lo hará el interés de las marcas. Además, y dado que cada vez estas compañías son capaces de ofrecer herramientas más precisas de segmentación, podrán ofrecer un soporte mucho más refinado y muchos más efectivo.

La consecuencia de todos estos aspectos es bastante lógica. Ante un publicidad que todo el mundo pero que solo unos pocos pueden tener y que además funcionará mejor de lo que está haciendo ahora, los precios no tendrán más remedio que fluctuar al alza.

Por otra parte, el mercado también se enriquecerá con nuevos jugadores. Instagram ha lanzado anuncios, como también ha hecho Pinterest, que ha mejorado la relevancia de sus pines patrocinados. Y aunque las recién llegadas al mercado, como la estos días de moda Ello, no incorporan anuncios, esto no será más que una rareza en un mercado en el que la publicidad tendrá mucho que decir.

Qué están haciendo ya las grandes

Las grandes compañías del mundo de las redes sociales ya están marcando posiciones para estar bien preparadas para este momento de boom. Facebook ha conseguido poner a internet en pie de guerra con su nueva estrategia publicitaria. La red social ha empezado a incluir el historial de navegación de sus usuarios fuera de Facebook para segmentar anuncios, lo que hace que la publicidad que sirven sea aún más eficaz y esté más ligada a lo que los consumidores buscan. Además, no ha dejado de cambiar su algoritmo (para dar más peso a la actualidad, explican) consiguiendo que la presencia orgánica de las marcas en su feed sea cada vez más complicado.

Twitter no tiene el peso de Facebook (aunque hay estudios que demuestran que sus anuncios funcionan mejor) pero también está tomando decisiones para hacer más atractivo su soporte para los anunciantes. Desde usar las películas que se mencionan para segmentar hasta incluir botones de compra, la red social está probando diferentes tácticas para asegurarse su parte de la tarta.

Fuente: puromarketing.com